Expediente X en Basket Zaragoza: los señalados

Antes de comenzar vamos a partir de dos verdades empíricas:

  • Tecnyconta Zaragoza está haciendo una temporada por encima de lo previsto
  • En los últimos 2 meses el equipo está sumido en una crisis de juego y resultados.

Una vez aclarado lo anterior el presente artículo tiene como objetivo intentar explicar desde el punto de vista colectivo e individual el porqué de esa caída en el rendimiento. Para ello, tomaremos como punto de inflexión el partido contra UCAM Murcia en casa y que se saldó con victoria a favor del equipo aragonés. Desde entonces, si bien se han ganado 3 de los 8 partidos disputados, 2 de ellos han sido tras prórroga (GBC y Tenerife) y contra Breogán estuvo mucho más reñido del 83-69 final.

En este tramo de competición el equipo dirigido por Porfi Fisac encaja la friolera de 91 puntos por partido, con partidos como Real Madrid (98), Andorra (97) o Murcia (116), todos ellos sin prórrogas, lo que demuestra que existen grietas evidentes en el sistema defensivo aragonés.  Fuera de casa la sangría es todavía mayor, ya que de los 5 partidos disputados, en 4 de ellos el equipo aragonés ha encajado más de 85 puntos. 

A pesar del ritmo frenético que por momentos despliega el conjunto rojillo, la realidad nos dice que se maneja mejor en partidos con menos posesiones. Ello se puede entender dada la edad de algunos jugadores del equipo (Mc Calebb, Seibutis, Nacho M, Fran Vázquez) que quizá no tienen el fuelle para aguantar el minutaje que les da Porfirio a ese ritmo.

¿Por qué ha bajado el rendimiento de Basket Zaragoza?

En mi opinión, 3 razones:

  • Falta de objetivos reales. Motivación
  • Edad del núcleo duro del equipo.
  • Caída de los números de varios actores principales

Dado que las dos primeras son totalmente subjetivas no incidiré en ellas, sino que nos centraremos en los números de Mc Calebb, Nacho Martín y Radovic desde el partido contra el UCAM Murcia.

bo-mccalebb

El caso de Bo Lester Mc Calebb es el verdadero Expediente X de este equipo. Comenzó a un nivel estratosférico pero de repente se evaporó, según el club debido a una lesión de rodilla que le impedía alcanzar su verdadero nivel. Tras las últimas ventanas parecía que recuperaba un poco el ritmo, pero el partido contra UCAM Murcia volvió a mostrar las carencias del americano, huérfano de un ecosistema donde pueda rendir a su verdadero nivel y dependiendo excesivamente de lo que genera individualmente. 

mccalebb

RPMMCCALEBB.png

Como podemos observar la disminución numérica del rendimiento del base es evidente. Ha pasado de anotar 1,34 puntos por tiro a 1,06, con una bajada de porcentaje de tiro del 50% al 37,5%. Y no sólo eso. Durante los 7 partidos jugados por él desde la ida contra UCAM Murcia, el de Nueva Orleans arrastra un +/- negativo de !-60!, con sólo un partido en positivo. Además, en 4 de esos 7 partidos ha repartido una única asistencia, dato muy pobre para un base que disputa tantos minutos. Desde el punto de vista aficionado da la sensación que está ya perdido para la causa. Ojalá no sea así por el bien del conjunto zaragozano.

Nacho-Martin-ACB-Photo-E.-Casas-e1543404411431.jpg

El segundo jugador en cuestión es Nacho Martín quién también resulta un caso digno de estudio. Me explico: el rendimiento global individual de Nacho Martín ha bajado !a pesar de subir su número de minutos!. Y con un más/menos de -50, bastante cercano al de Mc Calebb. Sólo Porfirio y su equipo técnico sabrán el porqué de la minutada del bueno de Nacho Martín.

nachomartin

RPMNM.png

El jugador vallisoletano ha bajado sus porcentajes del 47,37% antes del partido contra Real Madrid al 37,78% después de este, pasando de anotar 1,28 puntos por tiro a apenas 1,11. Su valoración también ha disminuido de los 8 hasta los 5,5 por partido. En los últimos partidos parece que Jonathan Barreiro le está adelantando por momentos en la rotación, si bien no sabemos si será algo temporal o la reconversión del alero gallego es ya un hecho.

BKZ-Estu_Radovic_senala.jpg

Por último está el caso más propio de “Stranger Things” como es el de Nemanja Radovic. Y digo extraño porque su rendimiento por minuto es mejor en puntos, rebotes y asistencias a pesar de jugar 5 minutos menos. Su más/menos durante este período es 0, uno de los mejores del equipo. En lo único que ha visto reducidas sus prestaciones ha sido en el porcentaje de tiros de campo, pasando del 54% al 49%, ya que ha subido del 1,13 al 1,15 en puntos por tiro.

radovic.jpg

rpmradovic

Radovic se ha visto perjudicado por la reducción de sistemas que buscan el poste bajo y ha pasado de jugarse 7,26 tiros por partido a apenas 5. Es decir, en el caso del ala pivot montenegrino lo que hay que preguntarse es ¿Es su bajada de rendimiento propiciada por Porfi?

BKZ-CJB_Justiz_Mate.jpg

Caso similar al de Radovic es el de Javier Justiz. El pivot cubano promedia 5,7 puntos y 3,7 rebotes en apenas 13,6 minutos de juego, si bien antes del partido contra el Real Madrid promediaba 15 minutos y en estos últimos 8 partidos apenas está en 11. Acumula un +/- global positivo de +5, aunque en el último tramo se encuentra en un -10 lastrado por el conjunto del equipo. Su rendimiento ha bajado de los 0,45 puntos por minuto a los 0,33  tirando 1,5 tiros menos por partido con peor porcentaje (42%). ¿Tendría un mejor rendimiento jugando más minutos? Probablemente sí. En mi opinión estamos ante un jugador infrautilizado, ya que su rendimiento por minuto es muy superior al que muestra su compañero de posición Fran Vázquez. 

Imagen 1.png

Como decíamos antes, el más/menos global de Justiz es positivo (+5) mientras que el de Fran es muy negativo (-68), el tercero peor de todo Basket Zaragoza sólo por detrás de Stan Okoye y Nemanja Radovic. A favor del pivot gallego está que su rendimiento individual ha mejorado tras el partido contra UCAM Murcia, pasando de 6,5 puntos a 9,4 y valorando 13,25 puntos por los 9,95 anteriores, todo esto en 4 minutos más por choque (de 20 a 24).

Lo que está claro es que algo tiene que cambiar en el equipo aragonés para que podamos competir los partidos de aquí al final de la Liga Endesa. Unos abogan por aumentar el número de minutos del núcleo joven mientras que los conservadores quieren seguir jugando con el núcleo competitivo hasta que el equipo esté matemáticamente salvado. Mi opinión es clara: que juegue quién mejor está, lejos de nombres y edades. Si Porfi se atreve con eso, aun reduciendo los minutos de los veteranos, lograremos alguna sorpresa. 

Anuncios