¿Cómo preparan los partidos en los equipos profesionales? 

 

Estamos ante una de las cuestiones “tabú” para los aficionados al mundo de la canasta. ¿Porqué me están cogiendo tantos rebotes ofensivos? ¿Porqué me están metiendo tanto de tres puntos? ¿Porqué tantas canastas fáciles?

La mayoría de las veces la respuesta a esa pregunta es fallos individuales de los jugadores. No obstante el factor “entrenador” también está presente en muchas decisiones sobretodo a la hora de defender el bloqueo directo, con entrenadores que buscan defensas más conservadoras con poca implicación de los jugadores que no forman parte de ese 2×2 que es el pick&roll – Basket Zaragoza puede ser un ejemplo- y otros con defensas mucho más agresivas que buscan parar balón, con mucha más implicación del resto de jugadores  y rotaciones – Real Betis-

Un partido de baloncesto lleva más trabajo del que creemos detrás. Por lo general los miembros del cuerpo técnico visionan los 5 partidos anteriores de los rivales, editándolos hasta el mínimo detalle y hay una reunión previa sólo del cuerpo técnico – si hay un partido a la semana suele ser miércoles o jueves- con un vídeo de aproximadamente una hora de duración. Vídeo que posteriormente será editado para mostrar a los jugadores con una duración final de quince minutos entre ataque y defensa. 

Sobre el jueves o el viernes ya se remite a todos los jugadores a través del sistema de comunicación interna de los clubes una especie de plan de partido que también se cuelga en el vestuario. Allí aparecen unos datos generales del ataque y la defensa – datos comprensibles, muy mascados-  así como un pequeño informe individual de cada uno de los jugadores del rival, indicando a cada jugador cuál va a ser su par durante el partido. Al lado de cada jugador se indica cómo hay que defender la recuperación defensiva – ROJO ir a puntear la mano de tiro, NARANJA puntear pero tener cuidado con la penetración, VERDE se le puede flotar, así como su mano dominante. – 

El día antes al partido se suele visualizar ese vídeo de 15 minutos que hemos realizado con las principales características en ataque y defensa del rival y cómo debemos contrarestarlas. Todo ello aparece también en mayor o menor medida en el plan de partido que se le ha entregado a los jugadores.

¿Cómo jugarle a San Pablo Burgos?

En principio y debido al poco tiempo de entrenamientos de los jugadores y todo el parón causado por la COVID-19 dudo mucho que los equipos vayan a modificar sus estructuras ofensivas y defensivas. Hay que contar también con la baja de CLARK, su estrella interior y el alta de Aguilar, dos jugadores con un perfil totalmente diferente, ya que CLARK era un 4/5 capaz de jugar interior y el granadino es un cuatro abierto puro. El resto de jugadores se mantienen y probablemente también sus roles.

Tras examinar a fondo sus últimos diez partidos mi plan de partido sería el siguiente:

PLAN DE PARTIDO

*La terminología de las jugadas utilizadas por Casademont Zaragoza la extraigo de mi playbook que ya pudisteis ver antes en la web. 

He debido adaptarme a las características de los jugadores con los que actualmente cuenta Casademont Zaragoza con la triple ausencia de Vázquez, Seeley y Thompson, quienes, sobretodo en el caso del escolta, eran claves en los esquemas de Fisac tanto en ataque como en defensa.

Después del plan de partido en formato papel debemos enseñarles a los jugadores en vídeo todo aquello que ya conocen de haber leído. Por ello se han preparado dos vídeos: ataque de San Pablo Burgos – es decir, cómo defenderlos- y defensa – es decir, cómo atacarles-.  Ahí se enseñan las principales virtudes/carencias del rival y aquello donde debemos poner más énfasis, pero sin tampoco aburrir al jugador.

San Pablo Burgos tiene dos vías principales de anotación: generando a partir de bloqueo directo y  a través de sistemas de indirectos siendo sus focos principales Vitor Benite y Thaddeus McFadden.

Respecto al bloqueo directo y dadas las características de los jugadores mi opción sería realizar una defensa que suponga parar el balón pero, dadas las características de nuestro 5 principal  – Hlinason- tampoco puede ser muy agresiva dadas sus dificultades para recuperar la posición. Este es el motivo por el que elijo realizar un FLAT ALTO con implicación de los jugadores a la espalda del balón. Es muy importante que, salvo que el bloqueo sea muy alto, NUNCA realizar UNDER ya que los 4 manejadores del bloqueo de San Pablo Burgos tienen capacidad para tirar sobre bote.

En transición (tras rebote defensivo) suelen jugar dos tipos: BD Lateral – aquí defendería negando el bloqueo- y Double Drag, en donde pondría énfasis sobretodo en la defensa del segundo bloqueo. Si es contrataque debemos prestar atención a los jugadores situados por detrás de balón que buscan los triples, sobretodo desde 45º.

En lo que respecta a los indirectos, debemos de perseguir siempre y si es posible por la altura del bloqueo, asomarse el pivot. En el caso de que el indirecto sea entre el 3 y el 4 y dadas las características de los jugadores en esa posición, se podría intentar incluso el cambio.

En los saques de fondo atención si sacan McFadden o Benite porque el sistema es para ellos.

Por último, en el rebote ofensivo Lima es un jugador bastante potente. Ojo porque si el 4 es Rivero entra siempre al rebote aunque esté en el exterior. También cuidado con Miquel Salvó en ese aspecto.

 

Defensivamente son un equipo bien estructurado aunque sin complicaciones excesivas. En la defensa del bloqueo directo suelen alternar defensas agresivas – show, show agresivo o flat, con defensas más conservadoras – drop- . Si deciden ser agresivos y parar balón tendremos que estar muy atentos al posicionamiento de los jugadores en la cara de balón – para triangular- y, sobretodo, a la espalda de balón para intentar alargar las ayudas.  Si, en cambio deciden ser más conservadores tendremos que ver qué jugador tenemos delante. Si es Dragan Apic, debemos intentar moverle los pies porque tiene problemas de lateralidad mientras que si se trata de Lima deberemos estar atentos para castigarle la espalda e intentar buscarle en el 1×1 lo menos posible porque es muy fuerte fisicamente y aguanta bien.

En la transición defensiva buscan colapsar pintura para evitar canastas fáciles por lo que deberemos no parar de correr e intentar buscar las esquinas para triples liberados. Les cuesta correr hacia atrás.

En lo que respecta al rebote defensivo son un equipo que se cierra mucho, con todos los jugadores yendo a buscar el rebote, dejando descuidadas las zonas intermedias y los rebotes largos, donde deberemos estar especialmente atentos, así como cargar el rebote en el lado contrario de balón si lo ocupa McFadden.

 

 

“El trabajo gana al talento cuando el talento no se esfuerza lo suficiente” (Kevin Durant)

Pradilla es un jugador especial. Un 5 dominante en las categorías inferiores, capaz de superar los 40 de valoración en un Campeonato de España Cadete y de realizar auténticas exhibiciones con las selecciones inferiores. Sin ir más lejos este pasado verano en el Oro de la selección sub 18 y en apenas 11 minutos de media – estaba renqueante de una lesión- promedió nada menos que 7,5 y 4,4 rebotes. Si extrapolamos esos números por 40 minutos nos vamos a más de 28 puntos y 16 rebotes de media.

Por no hablar de su dominio en EBA. Con apenas 16 años promedió 16,8 puntos y 8,3 rebotes en casi 30 minutos de juego y en su último año allí, la temporada 18/19 se fue hasta los 17,8 puntos y 11 rebotes en 27 minutos.

SALVAJE

DM0luOgX0AEA45n.jpg

España no tenía un talento similar en el juego de espaldas en el poste bajo desde un tal Pau Gasol.  Puro talento……. con apenas 2,04. Y en un contexto donde cada vez hay más pivot estadounidense y africanos de más de 2,10, los pivots del tamaño de Felipe Reyes o son explosivos, muy rápidos de cara a canasta y pueden jugar por encima del aro o están condenados a extinguirse. 

Terminada su etapa Junior y tras toda una vida en el puesto de pivot, tocaba reinventarse. Basket Zaragoza decidió que debía iniciar su proceso de reconversión al puesto de ala-pivot y lo mandó a Palencia a pulirse con Carles Marco y Alberto Blanco saltándose de golpe dos categorías. Al reto de convertirse en un “4 y medio” dominante había que añadirle que era su primera experiencia lejos de Zaragoza y con apenas 18 años.

El resultado ha sido esperanzador.

Probablemente si Jaime se hubiese ido a algún equipo de menor presupuesto hubiera tenido muchos más minutos, aunque quizá también no hubiera tenido unos mentores como Simas Jasaitis y Mindaugas Kacinas. A pesar de tener un rol mucho más secundario que a lo largo de toda su carrera – ha pasado de tirar 20 tiros x 40 minutos a apenas 11- se ha ido a 6 puntos y 3,1 rebotes en 14:30 minutos de media por partido. 

Ha tirado menos, sí, pero ha tirado mejor, logrando un 58,7% en T2 y un 50% en T3, lo que equivale a un 62,4 en eFG%, entre los 5 mejores de la LEB ORO en su posición.

Cuando muchos de los aficionados piensan que convertirse en un 4 abierto es tirar más de 3, se equivocan totalmente. No solamente cambian tus normas ofensivamente – pasas a aprovechar las ventajas del bloqueo directo generado por tus compañeros- sino también  defensivamente, dejando de ser un jugador implicado en la mayoría de pick&roll – como defensor del pivot rival- a ser un jugador en la ayuda y, por tanto, siendo obligado a constantes esfuerzos defensivos.

Eso también tiene su impacto en el rebote, ya que mientras antes siempre estabas situado debajo de canasta siendo el último hombre ahora estás en el exterior. No obstante, el mayor problema para un jugador está en conseguir controlar su cuerpo, soboretodo en las recuperaciones defensivas. Ahí es quizá el mayor margen de mejora que tiene Jaime, si bien este año ya ha mostrado una gran evolución en este aspecto.

¿Está Jaime preparado para dar el salto a la ACB? 

jaime-pradilla-960x580.jpg

Sí, desde luego. Sabiendo sus limitaciones y que todavía está en proceso de adaptación a su nueva posición pero está plenamente capacitado, sobretodo ofensivamente, para aportar su granito de arena al proyecto.

 

Según adelanta Chema de Lucas, Rasheed Sulaimon (1,93, 26 años), escolta ex de Duke y Maryland es el elegido por Pep Cargol para reforzar las posiciones exteriores de cara a la próxima temporada.  Sulaimon es un viejo conocido por la afición aragonesa ya que procede del JDA DIJON, equipo de la JEEP ELITE francesa que coincidió con el equipo aragonés en la fase de grupos de la Basketball Champions League.

¿CÓMO JUEGA?

Se trata de un perfil diferente a D.J Seeley a la hora de anotar. Estamos ante un tirador de élite en el panorama europeo anotando con un 55% de acierto en situaciones de catch&shoot y más de 2 tiros anotados por 40 minutos.

Tabla 1. Tipos de finalizaciones Rasheed Sulaimon Season 19/20

Captura de pantalla 2020-06-06 a las 15.25.29

Gráfico 1. Carta de tiro Rasheed Sulaimon Season 19/20

Field Goals - Rasheed Sulaimon.png

Se trata de un jugador que se siente muy cómodo sin balón buscando buenas posiciones de tiro aunque también es capaz de jugar bloqueo directo y finalizar en tiro sobre bote en esas situaciones, si bien le cuesta más ir hacia dentro dado su poco físico para absorber contactos. Sus números en asistencias – más de 4 asistencias por 40 minutos- nos hablan de un jugador con visión de juego y capacidad para reconocer las ventajas generadas.

En transición encaja perfectamente con el estilo de Casademont Zaragoza: un jugador muy rápido con bote o sin él que se activa enseguida tras rebote o pérdida: casi el 17% de sus finalizaciones fueron de esta manera.

En defensa se trata de un jugador mucho mejor defendiendo lejos de la pelota, ya que es muy rápido para las ayudas y las recuperaciones defensivas, llegando enseguida a conseguir puntear el tiro aunque se encuentre como último hombre. Pasando bloqueos tiene serios problemas, ya que el físico liviano que le caracteriza hace que se quede “pinchado” en ellos, teniendo serias dificultades para recuperar y anticipar el bloqueo.

 

En resumen, jugador que cubre una posible carencia del perímetro como era el tiro de tres puntos y que además se adapta perfectamene al estilo de Casademont Zaragoza de Run&Gun que llevamos viendo los últimos años.

En el artículo anterior pudísteis encontrar las herramientas de estadística avanzada necesarias para preparar un partido desde el punto de vista del cuerpo técnico. En el presente artículo cambiamos de tercio y pasamos a dirigirnos a los despachos, es decir, a los directores deportivos que toman las decisiones de si adquirir o no un determinado jugador.

El pasado domingo pude asistir como ponente a la charla organizada por David Molins en la que pude exponer este tema de forma detallada:

También podéis encontrar aquí las diapositivas en las que me apoyé a la hora de preparar la charla. Si tenéis interés en conocer a Leon Kratzer lo podéis encontrar también en mi canal de YouTube:

 

charlajacsants

 

Ricky Tarrant: base, 1,88 de estatura, actualmente en la segunda división turca promediando unos estratosféricos 30 puntos, 3,5 rebotes y 5,5 asistencias. Tras vagar por ligas menores parece que ha cogido el tren hacia retos mayores. Desborde, 1×1, transición y visión de juego para el típico jugador llamado a liderar un proyecto.

Conner Frankamp: base, raza blanca tirador, capaz de anotar sobre bote en 1×1, a partir de un bloqueo directo o incluso tras indirectos. Típico jugador para Pedro Martinez en Manresa. Fue medalla de Oro hace años en el mundial sub 17 promediando más de 14 puntos por partido y no ha sido hasta ahora, en Rethymno, donde ha empezado a mostrar lo que se esperaba de él. Para todo el balón que absorbe apenas pierde balones.

Mangok Mathiang: australiano – aunque con nacionalidad de Sudán del Sur- es una bestia de los tableros. Muy rápido para desbloquearse tras P&R, puede jugar sin problemas por encima del aro. Intuitivo para conseguir el rebote ofensivo, Mathiang está mejorando este año una de sus principales carencias, las pérdidas, y eso a pesar de haber incrementado su producción ofensiva gracias a su juego en poste bajo. Un jugador muy interesante a seguir.

Sebastian Herrera: uno de los principales artífices de la temporada de Crailsheim, el jugador chileno es raza blanca tirador. Tanto a pies quietos como tras indirectos, Herrera exhibe una muñeca de seda, adaptándose su estilo como anillo al dedo de Moncho Fernández en Obradoiro. Está añadiendo a su repertorio una capacidad cada vez mayor de finalizar cerca de canasta y de pase, lo que le convierte en impredecible.

Keye Van den Vuurst de Vriestalento holandés desarrollándose a fuego lento en Oostende, con apenas 18 años es una de las notas positivas este año en la Basketball Champions League. A pesar de sus pecados de juventud e inexperiencia tales como el excesivo uso de bote o las pérdidas, Keye está llamado a ser importante en el panorama europeo los próximos años. Domina el bloqueo directo en todas sus expresiones, tanto a derechas como izquierdas, pudiendo finalizar él hacia dentro o sobre bote, teniendo además una buena capacidad asistente. 

Keith Hornsby: este año en Torun – uno de los equipos más random del continente-, el escolta americano es uno de sus líderes en el perímetro. Pequeño de tamaño aunque muy rápido en el 1×1, con un tren superior e inferior muy potente, es capaz de anotar también tras indirectos. En defensa es un jugador muy intenso y activo de manos en el 1×1. Jugador para equipos de nivel medio- bajo que necesiten un microondas de bajo coste.

Marko Filipovity: un 3-4 de 2,04 con un primer paso prácticamente imparable. El jugador húngaro es capaz de poner el balón en el suelo tanto en transición como en 1×1 y, si le flotas, tiene una alta amenaza de larga distancia con más de un 40% desde más allá del arco. Con lagunas defensivas – bien camufladas este año en una estructura colectiva imponente- se trata del típico jugador que por su pasaporte comunitario y su indefinición posicional es una oportunidad de mercado para equipos de nivel medio-alto.

 

Leon Kratzer: con posibilidad uno de los “robos” del mercado. Kratzer es el primer jugador localizado en base a parámetros de estadística avanzada, estando entre los mejores de Europa en rebote, bloqueo directo y juego en poste bajo. Defensivamente es un jugador que, a pesar de su tamaño, es capaz de salir a defender al exterior sin sufrir contra jugadores más pequeños, siendo también un buen intimidador interior.

Ayer 21 de abril hubiera cumplido 59 años Jose Luis Abós. Un entrenador diferente, de la tierra, criado en el baloncesto entre Wake Forest y las islas y que alcanzó la gloria en aquel CAI Zaragoza que quedó tercero. De aquello han trascurrido ya muchos años pero aprovechando la efeméride lanzo desde aquí un pequeño homenaje con 5 jugadas de su playbook.

José-Luis-Abós.jpg

Comenzaremos por la transición. A diferencia de ahora donde se buscan muchos sistemas con “drag” o “double drag” screens en llegada, el equipo de Jose Luis Abós y Joaquín Ruiz Loriente buscaba ventajas fáciles en el poste bajo aprovechando a uno de los pivots más dominadores que han pasado por Zaragoza como fue el “Shaquilinho” Hettsheimeir de la temporada 2011/2012.  El pivot brasileño, aunque pudiera parecer por momentos pasado de peso, era un gran 5 jugando a pista abierta, con una gran capacidad para llegar a poste bajo de la canasta contraria si no era él quién había cogido el rebote, buscando también en muchas ocasiones sellar a su par en la zona para encontrar una canasta fácil.

En estático se aprovechaba de la existencia de tiradores de primer nivel – Bracey Wright o Chad Toppert- para generar ventajas a partir de disposiciones DIAMANTE o HORNS.

El primer sistema puede comenzar con un balón directamente al centro de la zona si el defensor del 3 – Toppert- intenta negar la salida. A partir de este sistema MOTION se buscan generar ventajas sucesivas sobre los bloqueos indirectos, terminando el sistema con un bloqueo directo lateral – algo raro de ver ahora- hacia lado múltiple.

plantilla1112.jpg

¿Porqué jugaba ese tipo de bloqueo? Porque en aquella época se llevaba mucho la defensa de cambios. Con el bloqueo directo lateral hacia lado múltiple generas un 2×2 y puedes meter el balón directamente a poste bajo.

En el vídeo encontramos un claro error defensivo del jugador de Betis que permite el gesto técnico del “reject” por parte de Bracey Wright y el 2+1.

En el siguiente sistema volvemos a partir de esa disposición rombo para salida de tirador. No es tanto un sistema MOTION sino más bien un sistema rápido para generar ventaja en poste bajo. Aquí es TOPPERT (33) quién busca salir por el bloqueo del rombo a tirar. Si el defensor se quedaba pinchado en el bloqueo era casi un triple asegurado mientras que si la defensa cambiaba en el indirecto, el balón se podía meter en el poste bajo. En mi opinión en el vídeo se termina jugando poste bajo porque Toppert no tiene capacidad para jugar un bloqueo directo lateral o un bloqueo tipo CORNER así que busca lo sencillo.

Ahora vamos a cambiar un poco de registro. Con una entrada de doble alto (o HORNS) se busca invertir balón para, a través de un bloqueo SHUFFLE, llevar al 4 (Aguilar) al poste bajo. Esta situación también se podía jugar para Rafael Hettsheimeir e incluso para Bracey Wright.

También a partir de una entrada de doble alto se realizaba un sistema cuyo focus principal era el 2 tirador. La jugada comenzaba con un corte Iverson del 3 (Toppert) para ir a ocupar la esquina de lado fuerte para posteriormente fintar jugar un bloqueo directo hacia el lado de 1 aunque realmente el objetivo del sistema estaba en el lado débil en la pantalla baja (o pindown) para salida de tirador.

Por último vamos a ver un sistema donde lo que parece es que el objetivo es terminar jugando un BD hacia el lado de 1 con Cabezas (el típico ZIPPER + BD) pero el base malagueño ejerce de bloqueador para que Hettsheimeir juegue a izquierdas en el poste bajo.

pizarrajoseluisabos

JOSE LUIS ABOS JUGADAS

Tras darse por terminada la temporada en la NCAA sin la celebración del tradicional March Madness toca analizar el tradicionalmente prolífico mercado de jugadores universitarios. Si bien este año la promoción del Draft carece de jugadores universitarios con un hype alto – como podía pasar en los últimos draft con Young o Williamson.- y es considerada una camada de bajo talento, siempre se pueden encontrar jugadores que puedan encajar en el mercado europeo.

En el análisis de los jugadores NCAA solamente hemos tenido en cuenta a los “seniors”, es decir, jugadores en su último año universitario que obligatoriamente si quieren dedicarse profesionalmente al baloncesto deberán buscar destino en los próximos meses.

Las consideradas BIG CONFERENCES son las siguientes y agrupan a los principales equipos universitarios (Duke, Virginia, Gonzaga, Michigan, Villanova o North Carolina entre muchos otros):

  • Big 10
  • Big 12
  • Atlantic Coast Conference
  • Big East
  • South Eastern Conference
  • Pacific 12

También indicar para los profanos en la materia que la NCAA es muchísimo más amplia. Es decir, que buscar un jugador “de color, atlético, joven y bueno” no es tan fácil porque no es lo mismo anotar 25 puntos en la Big South Conference – considerada una LOW CONFERENCE- que 10 puntos en la Atlantic Coast Conference, por ejemplo. De hecho y por hacernos una idea, el nivel de las BIG CONFERENCES también varía mucho, ya que te puedes encontrar desde un Virginia hasta un Boston College.

En total hay nada menos que 32 conferencias y más de 300 equipos.

Y luego está el grado de dificultad, que en modo alguno puede ser extrapolable a ligas profesionales. Si tuvieramos que hacer una arriesgada comparativa, el nivel de las BIG CONFERENCES se asimilaría un LEB Oro, aunque siempre hay excepciones.

Por último y antes de entrar en materia me gustaría que conociéseis que en el baloncesto americano en general no existe una categorización de las posiciones como en el baloncesto europeo. Sí que existe la figura del Point Guard – nuestro base puro- pero, a partir de ahí, las posiciones exteriores son muy difusas. Tenemos el Guard – que vendría a ser un 1-2-, el Shooting Guard – un 2 tirador-, el Guard- Forward – que puede alternar las posiciones de 2 y de 3-, el Small Forward – el 3 tradicional- y el Forward – que podría ser un 3-4- . En el juego interior tendriamos, además del Forward, el Power Forward – el 4 tradicional-, el Forward- Center  – Un 4-5- y el Center Puro.

Es decir, nos salen hasta 9 posibles categorías, por lo que optaremos a dividir los jugadores solamente entre exteriores – hasta Forward- e interiores.

                                         EXTERIORES

Comenzaremos con jugadores exteriores importantes en puntos y asistencias por 40 minutos, habiendo delimitado el análisis a aquellos que promedian más de 14 puntos y 2 asistencias en ese período de tiempo y que además hayan jugado más de 9 minutos de media en su último año senior. Asimismo se ha añadido un tercer filtro que es el % de tiro de 3 puntos y que se representa según la escala.

Dividiendo la muestra en función de sus promedios nos encontramos a dos jugadores muy destacados como son Cassius Winston (PG, Michigan State) y Payton Pritchard (PG, Oregon) situados a final de  segunda ronda del Draft de 2020 según la mayoría de Mocks. Ellos representarían el perfil más completo.

usa_today_12078012.0.jpg
Cassius Winston. Michigan State

Si buscamos exteriores más anotadores nos encontramos tanto con Markus Howard (PG, Marquette) quién ha promediado casi 34 puntos por 40 minutos como con Myles Powell (SG, Seton Hall). El primero se espera también para finales de segunda ronda del Draft mientras que Powell en principio sería undrafted. El jugador de Nueva Jersey ha demostrado este año en Seton Hall su capacidad anotadora a través de 1×1 y desde más allá de la línea, si bien al ser la única referencia ofensiva de su equipo su %eFG le sitúa por debajo del percentil 30 en esa métrica entre exteriores de la conferencia. Otros jugadores de ese perfil son Skylar Mays (PG, LSU) o Kamar Baldwin (SG, Butler). 

skylarmays.jpg
Skylar Mays. LSU

 

 

descargar-imagen-22-1.png

En el lado opuesto nos encontramos a jugadores como Zavier Simpson (PG, Michigan), un jugador sobrio con una alta capacidad asistente que absorbe mucho balón (46,5% en HOB, percentil por encima del 90) o Lamonte Turner (PG, Tennesee), un base muy asistente pero con unos porcentajes de tiro bajísimos – 35,3% en eFG%, percentil 1-

Descargar imagen-23.png

En el cuadro anterior se muestran los exteriores capaces de generar desde 1×1 y desde el bloqueo directo. Dentro de la categoría TOP nos encontrariamos con algunos conocidos como Markus Howard, Kamar Waldwin o Zavier Simpson, entrando en escena el base- escolta anotador de Ole Miss, Breein Tyree quién a pesar de absorber mucho balón (37% Hands on Buckets) ha logrado un %eFG de casi el 50% con un 36% en triples así como  Brandon Childress (PG, Wake Forest), un base menudo y explosivo con más capacidad asistente.

Descargar imagen-24.png

Vamos ahora con los tiradores puros. Este es un perfil cada vez más demandado en el baloncesto actual, sobretodo en países con tendencia a sistemas de indirectos (Alemania o España). Destaca por encima de todos Thomas Dziagwa (SG, Oklahoma) quién practicamente anota en exclusiva desde la línea de 6,75 con un gran % de acierto. Sus carencias en otros aspectos del juego – sobretodo con bote- lo lleven probablemente a categorías LEB.  Otros jugadores de ese perfil son Desmond Bane (SG, TCU), un escolta que además de tirar bien – 55% eFG, percentil 70- tiene una alta capacidad de pase, otorgando más del 23% de las asistencias de su equipo cuando está en cancha y Sean McDermott (SG, Butler), un jugador de casi dos metros con capacidad de tiro tras indirectos y en catch&shoot que además rebotea muy bien – casi 6 rebotes por partido-.

BANE.jpeg
Desmond Bane. TCU

Por último en lo que a exteriores se refiere vamos a buscar la figura del 3&D, un jugador exterior capaz de defender y rebotear a alto nivel.

Descargar imagen-25.png

Aquí añadimos dos nombres a nuestra lista de exteriores: Akwasi Yeboah (SF, Rutgers), un alero muy fuerte fisicamente y que además de poder tirar en C&S es capaz de poner el balón en el suelo –  tiene nacionalidad inglesa- y Dwayne Sutton (SF, Louisville), un 3-4 que deberá adaptarse al 3 en Europa que cuenta con una asombrosa capacidad reboteadora – tanto en ataque como en defensa- además de un T3 a pies quietos aceptable y una buena capacidad reboteadora.

yeboah2.jpeg
Akwasi Yeboah. Rutgers

 

INTERIORES

Comenzaremos por los jugadores con mayor capacidad de anotación, tanto desde el poste bajo – situación muy común en la NCAA- como haciendo el roller.

Descargar imagen-26

Llama poderosamente la situación de Austin Davis (C, Michigan). Un pivot puro que apenas ha jugado 10 minutos por partido en Michigan dado que el titular era otro jugador que aparece en la lista, Jon Teske, si bien sus características difieren, ya que mientras Davis es un 5 tradicional con influencia en las cercanías del aro, Teske y sus 2,16 buscan también abrir el campo.

Causalidades de la vida, el base titular en este equipo es el mejor asistente en las BIG Conferences: Zavier Simpson. 

No esperemos a Davis para una primera categoría continental nada más salir de la NCAA pero sus 2,08 serían bienvenidos en ligas menores europeas así como en LEB Oro.

Otro nombre subrayado en la lista es el de Udoka Azubuike (C, Kansas) un pivot completo que apunta a primera ronda del Draft, capaz de anotar y rebotear de forma fluida. Sus 2,13 y su condición de nigeriano le hubieran hecho muy apetecible para equipos de nivel medio-bajo en Europa pero todo apunta a que disputará la próxima temporada en la NCAA.

Aparece también por aquí el pivot polaco de Florida State, Dominik Olejniczak, un jugador que ha producido bastante en los apenas 10 minutos que ha estado sobre la pista pero al que no veo contundencia suficiente como para apuntar a más de un LEB Plata.

Por último no me quería dejar a Mike Watkins (C, Penn State). Sin ser un pivot muy alto (2,06) es muy duro fisicamente (115 kgs), va muy bien al rebote y es muy rapido en las continuaciones, además de ser un excelente taponador. Su condición de extracomunitario me impide verlo de momento en ACB aunque con las bajadas de presupuesto que se aproximan, nada es imposible.

mikewatkins.jpg
Mike Watkins. Penn State

 

Descargar imagen-26.png

Vamos ahora con un perfil típico: el pivot intimidador. Dentro de los TOP en este perfil se sitúan los ya conocidos Mike Watkins y Udoka Azubuike y entra el pivot de Auburn, Austin Wiley con sus 2,11. A Wiley no le pidas crearse sus propias canastas. Ahora bien, a nivel de esfuerzos consecutivos y capacidad reboteadora en los dos tableros estamos ante uno de los mejores jugadores de esta promoción. Tiene un porcentaje de tapones de 8,11% – Percentil 100- , de 29% en rebotes defensivos y de casi el 18% en rebotes ofensivos.

Un jugador de élite en todos esos aspectos. Quizá por eso es uno de los pocos pivots con previsiones de ser drafteado – al final de la segunda ronda-. Si no se queda en America, será un jugador a vigilar.

Mucho ojo a la capacidad intimidadora de Romaro Gill (C, Seton Hall). Pivot Jamaicano de 2,18, su principal pero es su debilidad física – todavía no está desarrollado suficientemente- y su poca capacidad para crearse sus propias canastas. Un perfil de protector del aro puro y que por su condición de cotonou quizá podemos ver en LEB Oro o ligas menores.

Otros jugadores importantes dentro de este perfil son Freddie Gillespie (F, Baylor) un 4-5 que con sus apenas 2,03 cm necesitará de ampliar su rango de tiro para poder adaptarse al primer nivel europeo  o James Banks (C, Georgia Tech), quien con sus 2,06 le falta calidad en las finalizaciones para destacar ofensivamente, si bien en su propio aro se ha ido por encima de los 7,5 rebotes y 2,5 tapones.

Descargar imagen-27.png

Por último acudiremos a los interiores abiertos. Poca variedad en esta camada de jugadores dentro de este perfil, ya que por lo general en el baloncesto americano la figura del center puro se camufla con jugadores de 2,03-2,06 que no miran el aro desde media ni larga distancia. Y con esas alturas en Europa ya sabemos donde te toca jugar…..

Descargar imagen-28.png

Para que nos hagamos a la idea solamente John Mooney (2,06, Notre Dame) ha logrado anotar un triple por partido entre los seniors interiores. Lejos de él un drafteable como Mamadi Diakité (2,06, Virginia), un jugador muy atlético, físico, capaz de jugar de cara al aro pero con poca calidad técnica y que se espera para finales de segunda ronda. Otro jugador que puede tener cabida en ligas menores es Nik Popovic (2,11, Boston College), un 5 con capacidad de lanzar desde fuera – aunque sin gran regularidad-  y cuya capacidad reboteadora deja mucho que desear. A su favor cuenta con su condición de comunitario pero aún así se me antojaría raro verlo incluso en LEB Oro.

mooney.jpeg
John Mooney. Notre Dame

Tras ver todos los perfiles posibles terminaremos analizando el interior completo: jugador capaz de anotar y rebotear por encima de la media en la posición.

Descargar imagen-29

Aquí además de los ya conocidos Mooney, Wiley, Azubuike o Watkins aparecen 2 nombres que me gustaría destacar por su carácter apetecible en el mercado europeo: Steven Enoch (2,08, Louisville), un 4/5 muy atlético con pasaporte armenio que puede jugar cualquiera de las continuaciones del bloqueo – pop, slip, roll- con fiabilidad. Sin ser un intimidador de primer nivel sí que tiene buena capacidad de salto. Su “debe” es que le cuesta crearse sus propias canastas, pero desde luego que es un tipo de jugador apetecible como interior de rotación. De parecido perfil aunque más anotador está Josh Nebo (2,06, Texas A&M), un pivot sudanés muy fuerte fisicamente, duro en el 1×1 en poste bajo y con capacidad para jugar tanto de cara como de espaldas al aro. Una fuerza de la naturaleza a la que le faltan conceptos técnicos y tácticos de primer nivel pero que puede ser aprovechable como rotación.

enoch.jpg
Steven Enoch. Louisville

 

Tras analizar el rendimiento de los jugadores por posiciones en la Liga Endesa toca el turno de la segunda competición nacional: la LEB Oro. Tradicionalmente la LEB Oro se ha convertido en uno de los principales focos de captación de jugadores en los clubes ACB dado el alto nivel competitivo que existe, si bien en los últimos años con la bajada de los presupuestos en LEB Oro ese trasvase se ha ceñido practicamente en exclusiva a las plantillas que ascendían.

¿Qué jugadores han destacado esta temporada?

*Artículo redactado por @basketenvenacom y @lucentumblog

BASES

Si hay una posición donde destaca el producto nacional es en el puesto de base. A diferencia de ACB y salvo casos aislados, el perfil de base que se busca en LEB Oro es el de un jugador español con experiencia en categorías FEB o bases extranjeros pero con experiencia en el baloncesto español como pueden ser Sangone Niang o Justin Pitts.

basescompletoslebbueno.png

Entrando en detalle podemos observar la ausencia de una categoría de “base estrella” que anote y asista a nivel élite por 40 minutos pudiendo establecer 4 categorías: bases verticales anotadores (anotan mucho y asisten poco), bases de rol (anotan poco y asisten poco), bases directores (anotan poco y asisten mucho) y base completo (anotan mucho y asisten en la media).

Comencemos por los bases verticales. Aquí hay un jugador que realmente ha desempeñado la figura de combo como es Justin Pitts que destaca por encima del resto. El jugador de HLA Alicante es una estrella dentro de este clúster, anotando más de 4 canastas por partido siendo manejador del bloqueo directo y otras 4 en situaciones de 1×1. Un jugador diferencial en la categoría.

Descargar imagen-10.png

Cerca de él se sitúa el Sangone Niang que ha terminado la temporada en Marin. Ya se conocían sus habilidades anotadoras en LEB PLATA tras su temporada en Aquimisa Laboratorios y quizá el salto directamente a dos equipos con aspiraciones (GBC y Palencia) con jugadores más importantes que él en la rotación, le frustró. En Marin se ha sentido importante, promediando más de 20 puntos por 40 minutos y anotando tanto desde bloqueo directo como con su capacidad de desequilibrio en el 1×1.

Tampoco me gustaría dejar de lado a los bases anotadores de perímetro, una figura que cada vez se demanda más en las pistas de baloncesto sobretodo con la presencia de jugadores en otras posiciones capaces de jugar el bloqueo directo. En esta categoría podríamos encontrar como líder destacado a  Ricardo Úriz. Descargar imagen-11.png

Para finalizar la categoría de bases anotadores perfilariamos al “base eficiente”, medido como la relación entre tiros anotados por 40 minutos y su eficiencia en el tiro, es decir, los anotadores de volumen que no solamente anotan mucho sino que además lo hacen utilizando los menores tiros posibles.  Aquí vuelve a destacar el jugador de HLA Alicante Justin Pitts, quien no solamente anota casi 9 tiros por 40 minutos sino que además lo hace con un eFG% en el tiro cercana al 58%. Palabras mayores para un jugador que absorbe tantas defensas.

Descargar imagen-13.png

Si nos alejamos de los bases anotadores y nos centramos en la concepción típica de base nos encontramos con varios jugadores “míticos” de las categorías LEB como Pedro Llompart, Sergio Llorente o Ricardo Úriz.  En la siguiente gráfica se comparan las asistencias y las pérdidas por 40 minutos de todos los bases LEB, pudiendo comprobar que, por lo general, los bases que más asisten tienden también una alta tendencia a perder balones, con excepciones como Dani García, Mikel Uriz o Joan Faner.

Descargar imagen-12.png

MVP BASE

1208629_1.jpg

A diferencia de la Liga ACB donde sí que podía existir un claro favorito, la estadística avanzada respecto a los bases nos deja un triunvirato: Pedro Llompart, Justin Pitts y Ricardo Úriz. Así que tendremos que acercar el objetivo y acudir a los percentiles en puntos, faltas recibidas, rebotes, eFG y Asistencias encontrando respuesta a nuestra pregunta y otorgando el MVP a RICARDO ÚRIZ. 

¿De verdad quiere retirarse?

Descargar imagen-14.png

EXTERIORES

En LEB Oro es más complicado distinguir los roles entre escoltas-aleros y es por este motivo por el que vamos a analizar conjuntamente a todos los exteriores de la competición.

A efectos de este estudio los exteriores van a ser clasificados en Combo-Guard (jugadores con capacidad para crearse sus propias canastas) y Shooters (jugadores que anotan mayormente a través de una canasta asistida).

EXTERIORES1.png

En el eje vertical tenemos las canastas generadas a partir de bloqueo directo por 40 minutos mientras que en el horizontal tenemos las canastas conseguidas a través de un indirecto en el mismo período de tiempo. Así, vemos como se polariza nuestra muestra entre los tiradores – menos de 1 canasta generada a partir de bloqueo directo y más de 1,5 por indirectos- y los manejadores – menos de 1 canasta de indirectos y más de 1,5 a partir de bloqueo directo- . En el primer grupo nos encontrariamos con los Connor Wood, Osvaldas Matulionis, Salva Arco, Frank Bartley o Alo Marín, mientras que en el segundo estarían los Romà Bas, Brano Djukanovic, Caleb Agada, Reed Timmer o Pablo Bertone. Destaca también jugadores como Diego Kapelan, Olin Carter o Nikola Rakocevic, que manejan ambas facetas para llegar al lanzamiento.

Con la anterior gráfica sabemos como anotan, pero no sabemos ni cuánto ni si generan juego para sus compañeros, para lo cual necesitaremos comparar puntos y asistencias por 40 minutos.

En el siguiente gráfico se desprende que hay hasta 5 jugadores que podrían considerarse combo-guards: Roope Ahonen, Caleb Agada, Mo Soluade o Jeff Xavier con otros como Romà Bas, Nikola Rakocevic, Johan Lofberg o Chuso González como anotadores puros y jugadores como Pol Figueras, Xabi Oroz o Chema García que tienen más desarollada su faceta asistente.

EXTERIORES2.png

Y ahora una de las eternas preguntas ¿Tirar mucho significa tirar bien? Es decir, nosotros no debemos buscar un jugador que meta 30 puntos por partido – que también- sino aquel que lo haga usando los menores tiros posibles. Es decir, que sea eficiente. 

En la siguiente gráfica compararemos los tiros intentados por 40 minutos en cada jugador y su porcentaje de tiro verdadero, el cual también introduce de forma indirecta su capacidad para forzar faltas.

EXTERIORES3.png

Varios jugadores destacan por encima del resto: Reed Timmer, Kristian Kullamae, Johnny DeeTravis Bader o Dago Peña muy cercanos al 60% de %TS con más de 16 tiros intentados por 40 minutos. En ese sentido, jugadores como Jose Luis González, Joel Hernández o Romone Saunders son el paradigma de jugadores que asumen muchos tiros…… con poco acierto.

Buscando un perfil de jugador exterior completo, podemos ver en la siguiente gráfica como se relacionan los puntos y los rebotes capturados en 40 minutos. En ese perfil completo destacan jugadores como Caleb Agada, Dago Peña, Alex Reyes, Johnny Dee o Johan Lofberg.

EXTERIORES4.png

MVP EXTERIORES

Con la perfilación de jugadores realizadas anteriormente y teniendo en cuenta todas las variables posibles hay un jugador que destaca por encima del resto como CALEB AGADA. Aunque se trata de un jugador que tiene un bajo eFG% debido a su bajo acierto desde más allá de 6,75, su rendimiento en el resto de facetas del juego nos hace inclinarnos por el exterior de Melilla.

agada

Más dificil es elegir un segundo espada dentro del ramillete de exteriores existente. Alex Reyes ha hecho una buena temporada – aunque en un contexto de muchos minutos-, Frank Bartley ha sido el líder exterior de Valladolid, Johny Dee de Guipuzcoa…. así que tendremos que usar la lupa con ellos.

Descargar imagen-21.png

 

Tras analizar a los 3 jugadores en 6 categorías diferentes nos decantaremos por JOHNY DEE. El escolta americano de GBC se va por encima de los 22 puntos por partido por 40 minutos con más de un 55% en eFG% habiendo contribuido con casi 5 Win Shares a su equipo, además de distribuir más del 17% del total de asistencias de GBC cuando está en pista y está situado por encima del 50% en todos los percentiles a diferencia de Reyes – inferior en 3P y Asistencias- y Bartley – inferior en 3P, rebotes y %eFG- .

157004_1.jpg

INTERIORES

Si bien es verdad que algunos equipos tienen las posiciones de ala-pivot y pivot diferenciadas, la presencia sobretodo en la segunda unidad de muchos perfiles indeterminados nos ha obligado a clasificarlos en una única categoría, si bien como veremos adelante lograremos diferenciar entre los interiores “abiertos” y los interiores cuyo ámbito de actuación se ciñe a las cercanías de la pintura.

Como siempre comenzaremos por hacer un perfil “completo” de un jugador interior valorando sus puntos y rebotes por 40 minutos siendo el pivot de Melilla, Amadou Sidibe, el que más destacaría en este aspecto promediando más de 20 puntos y 13 rebotes, seguido de cerca por Bamba Fall. Llama la atención la posición de Abdou Thiam, un jugador de rotación en Leyma Coruña a quién si proyectamos sus números por 40 minutos nos lo sitúa como el mejor reboteador de largo de la competición. Descargar imagen-15.png

Vamos ahora con los interiores “protectores”, aquellos que se sitúan en un percentil alto tanto en %rebotes defensivos como en % tapones con Phillip Hartwich, Bamba Fall y, sí, Abdou Thiam, como líderes en este aspecto seguidos de cerca por Xavi Rey.  En el perfil diametralmente opuesto nos encontramos a muchos jugadores abiertos – Martí, Jawara, Seibring, Jasaitis- y también con grandes especialistas en rebote pero con carencias en la intimidación como pueden ser Sidibe o Kyle Rowley.

Descargar imagen-16.png

Si nos ceñimos al control de rebote, vemos como los Sidibe, Dos Anjos o Joey Van Zegeren dominan en ambos tableros, con especialistas solo en rebote defensivo – Fall, Gatell, Rey- u ofensivo – Olaizola, Eleraky o Marc Martí-. En aquellos interiores que no destacan en ninguna categoría sobresale el nombre de Shaquille Cleare, ya que el pivot de Forca Lleida ha sido uno de los más destacados en el aspecto ofensivo como veremos posteriormente.

Descargar imagen-17.png

En la categoría de jugadores ofensivos hemos comparado el rendimiento por 40 minutos en situaciones típicas de interiores (roll y Poste) de todos los jugadores de la Liga. El resultado: Darko Balaban domina firmemente, seguido de cerca por Shaquille Cleare o Bamba Fall. Como posteadores puros nos encontramos a Jaime Pradilla o Matt Stainbrook y, en la categoría de roller a jugadores como Van Zegeren, Rozitis o Maxwell.

Descargar imagen-18.png

Por último y como categoría propia intentaremos dar con los interiores “abiertos”, aquellos que pueden incorporar el recurso del triple a su repertorio. Destaca por encima de todos un Alejandro Mazaira que en menos de 20 minutos ha promediado 1,8 triples anotados por partido con casi un 40% de acierto, seguido de cerca por el ala-pivot de Canoe  Olaf Schaftenaar y el lituano Simas Jasaitis.  Aquí podemos ver tres clústeres diferenciados: los que anotan con asiduidad desde 6,75 (rojo), los que se atreven pero no es su especialidad (naranja) y los que no miran el aro desde la larga distancia (azul). 

*Nota: a Jasaitis lo hemos incuido como ala-pivot porque ha desempeñado esa posición asiduamente en su club, si bien también ha jugado en la posición de alero y sería el típico jugador “indefinido” posicionalemente.

Descargar imagen-19.png

MVP INTERIORES

Y con este panorama ¿A quién le damos el MVP? Sí que hay un nombre que deja pocas dudas como es el de BAMBA FALL pero su acompañante es más dificil de encontrar, dejando, tras mucho reflexionar, el puesto entre cuatro nombres: ERIC STUTZ, AMADOU SIDIBE, DARKO BALABAN y KEVIN LARSEN.

48987727863_8327be0b9c_o.jpg

Descargar imagen-20.png

Tras analizar su posición dentro de los percentiles de Puntos, Rebote Defensivo, Rebote ofensivo y Tapones podemos resaltar la figura de AMADOU SIDIBE sobre la de su inmediato competidor ERIC STUTZ dado que el jugador costamarfileño es superior al americano en 3 de las 4 categorías.

SIDIBA_ggg.jpg

ROOKIE DEL AÑO

Entre bajitos está el título. De Junior Robinson a JUSTIN PITTS. El base-escolta estadounidense a firmado unos números asombrosos: casi 24 puntos por 40 minutos, un %ASIST del 23%, un %eFG del 58%, 1,34 puntos por tiro y un Hands on Buckets (canastas del equipo anotadas o asistidas por él cuando está en pista) de casi el 30%.

hla-alicante-justin-pitts-min.jpg

Un microondas.

¿Permitirá su tamaño poder verlo en ACB? Talento tiene de sobra……

ATENCIÓN A……..

Luis Clausín (Muevetebasket.es) ha ido dando pistas sobre jugadores a los que seguir la pista:

Y yo añado a otro: ABDOU THIAM. Con apenas 21 años, el pivot de Coruña tiene las condiciones físicas para dominar la categoría. Debe ganar en inteligencia en la pista, movimientos en las cercanías del aro y algo de músculo pero aun sin todas esas cosas ya ha enseñado que puede ser un jugador a tener en cuenta.

TYvPbarl_400x400.jpg

La excepcional situación en la que se encuentra el baloncesto actual, con múltiples ligas definitivamente canceladas, nos hace suponer que, por desgracia, el baloncesto español también se habrá terminado. La escasez de fechas disponibles junto con que la vigencia de los contratos expira el 30 de junio hace practicamente imposible que la competición doméstica termine de forma satisfactoria para todos.

Si las cosas terminan así, Casademont Zaragoza habrá terminado 3º la Liga Regular, un hecho histórico en Basket Zaragoza 2002. Y desde luego, si lo ha conseguido ha sido gracias a su extraordinaria defensa, la tercera mejor de la competición en lo que a puntos por posesión se refiere, si bien se ascendería una posición en caso de que sólo se contasen las victorias.

Descargar imagen-3

Su sistema defensivo se ha basado en varias premisas: una asfixiante primera línea de presión con Rodrigo San Miguel y Carlos Alocén, un sistema de ayudas y rotaciones de primer nivel, jugadores con envergadura para tapar líneas de pase y intimidadores dentro de la zona.

Sin embargo, si acudimos al plano ofensivo vemos como el equipo aragonés ha estado a un nivel inferior a la mayoría de equipos de la Liga Endesa. En la era de la maximización de la eficiencia ofensiva,  Casademont Zaragoza ha utilizado muchos sistemas que buscan situaciones para finalizar en zonas de baja eficiencia como la media distancia. Así hemos podido encontrar dentro de su playbook situaciones tipo FLOPPY que ya se ven poco en el baloncesto actual y han sido sustituidas por los DIAMANTES, ya que el FLOPPY busca bloqueos bajos (con varias posibilidades de salida) para salidas a zonas de media distancia mientras que el DIAMANTE está pensado para terminar con un tiro de 6,75.

En un reciente estudio que he realizado se ha llegado a la conclusión de forma matemática de que aquellos equipos que más usan la media distancia son los menos eficientes ofensivamente. Algo que habrá que pensar para próximas temporadas.

MIDRANGEMIDRANGE2

Otro aspecto del juego de baja eficiencia es el poste bajo – salvo que te llames Tomic, Shermadini o Mirotic- y también Basket Zaragoza lo ha utilizado este año como recurso, si bien lo hizo mucho más cuando Javier Justiz estaba sano.

ppp poste bajoUSOPB

Dicho todo esto, paso a adjuntaros el playbookbz

El playbook se divide en 4 partes: jugadas contra individual, jugadas contra zona (cabeza, cabeza 3 y Cuernos), saques de fondo (BLOB) y saques de banda (SLOB).

Nos leemos en @basketenvenacom