Iniciábamos hace una semana el repaso a la primera vuelta de la Liga Endesa desde el punto de vista de la estadística avanzada con los bases,  llegando a la conclusión que eran Unicaja como equipo y Jaime Fernández a título individual quiénes más destacaban en esta posición.

https://basketenvena.com/2019/01/22/los-mas-destacados-de-la-1a-vuelta-de-la-liga-endesa-capitulo-i-los-bases/

Ahora llega el turno de los “shooting guards”, normalmente las principales referencias en el perímetro de los equipos de la Liga Endesa en materia anotadora. Por ello, los indicadores que utilizaremos en este artículo no serán los mismos que en el caso de los Directores de Juego, ya que aquí prima más la eficacia en el tiro y el número de puntos anotados, así como la influencia ofensiva y defensiva que tienen estos jugadores en su equipo. 

       1- PUNTOS POR 40 MINUTOS (PP x 40 min) 

El boxscore nos indica los puntos que un jugador anota por partido y suele ser una estadística relativamente fiable para medir el impacto de un jugador en la ofensiva. Sin embargo, no es lo mismo anotar 25 puntos en 40 minutos que 15 en 20, ya que el segundo jugador tiene un mayor volumen de uso ofensivo y eficacia que el primero por cada minuto que está en cancha.

Comanda la clasificación la metralleta “Boom Boom” Carroll con una proyección de más de 26 puntos si jugase los 40 minutos. Dentro de todos los escoltas que se recogen en el gráfico es, de largo, el jugador que menos minutos disputa con 16,2 de media por partido. Movistar Estudiantes se encuentra bien representado en esta clasificación tanto con Darío Brizuela como con el dominicano Gian Clavell a pesar de la irregularidad de este último.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la parte baja nos encontramos con el escolta de Joventut Albert Ventura, con una proyección de apenas 8,2 puntos por 40 minutos, Dragan Mirosavljevic de Unicaja, 9,8 puntos, David Navarro de Obradoiro con 9,9 puntos Brad Oleson de UCAM Murcia, 11,2 puntos y Federico Van Lacke con 12,2 puntos.

2- HANDS ON BUCKETS (HOB) 

Este indicador ya lo introdujimos en el anterior artículo y se refiere al volumen de uso ofensivo del jugador en cuestión. Se suman los tiros de campo de un jugador y el total de asistencias y se divide entre el total de tiros de campo y de asistencias del equipo  con el objetivo de ver cuál es la importancia del jugador en los sistemas ofensivos del equipo. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La “mamba vasca” es el jugador que mayor impacto tiene en los sistemas de su equipo en toda la Liga Endesa. El escolta ha dado varios pasos adelante este año hasta convertirse en el mejor anotador de toda la competición, asumiendo muchos más tiros con mucha eficacia. La mayor parte de los jugadores que figuran en esta clasificación (salvo Ennis en Andorra) son conjuntos que a principio de la temporada estaban pensados para eludir el descenso y, por presupuesto, suelen apostar por un jugador franquicia que asume un rol importante en su equipo, de ahí los Nevels, Toolson o un Pako Cruz que está tan arriba en esta clasificación por la prolongada baja de Marko Popovic. 

3- TRUE SHOOTING (TS%)

Estadística que mide la eficiencia en el tiro de un jugador a partir de la siguiente fórmula:

TS%= 100x PUNTOS/2(TCI+(0,44*TLI))

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La temporada de Matt Thomas en Valencia Basket se está viendo eclipsada por los grandes números de Bojan Dubljevic y Will Thomas, la pareja interior del conjunto taronja. Pero el escolta de Wisconsin está firmando unos números para enmarcar, no tanto por puntos totales sino por los porcentajes de tiro (55,8% en T2, 51,3% en T3 y 89% en TL). Fundamental en los sistemas de Jaume Ponsarnau por su capacidad para jugar los bloqueos indirectos.

Por detrás aparece el novato en la ACB Thad McFadden, quién empezó a un nivel estratosférico y, a pesar de haber bajado un poco su producción anotadora, sigue con unos altos porcentajes de tiro (59% en T2, 41% en T3, 84,8% en TL). Le siguen el siempre productivo Kostas Vasileiadis, un sorprendente Alex Barrera (53,2% en T2, 38,5% en T3 y 92,9% en TL en apenas 10 minutos de media por partido) y Ryan Toolson.

En la parte baja de la tabla se sitúa el escolta titular de GBC Garret Nevels con apenas un 47,1% de TS% (47,4% en T2, 26,1% en T3 y 83,3% en TL) seguido de Johan Lofberg de Baxi Manresa (47,4%)  David Navarro de Monbus Obradoiro (48,7%) David Jelinek de Morabanc Andorra (49,7%) y el jugador de Basket Zaragoza Johny Berhanemeskel con un 49,9%.

4- PLAYER EFFICIENCY RATING (PER)

Estadística creada por John Hollinger para medir el rendimiento estadístico de cada jugador. Es la más parecida a la valoración por minuto que utilizamos comúnmente y tiene en cuenta todas las cosas positivas y las negativas de un jugador sobre la pista ponderándolas en función de una compleja ecuación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aquí vuelve a surgir como líder Darío Brizuela con 21,9 de PER. El escolta vasco suma más allá de los puntos, repartiendo más de 2,5 asistencias por partido, el 4º que más de la competición tras Dylan Ennis, Milton Doyle y Marko Popovic, siendo además uno de los que más faltas recibe. Sus lunares: las pérdidas (2,3) y su porcentaje de 3 puntos (30,8%).

El resto de jugadores han sido ya analizados en el resto de clasificaciones, apareciendo como novedad el escolta baskonista Darrun Hilliard en el 4º lugar con un PER de 19,8, sumando más de 2 rebotes, 1 asistencia y un robo por partido, además de sus buenos porcentajes de tiro en apenas 18,7 minutos de juego.

 5- DIFERENCIAL DE PUNTOS POR CADA 100 POSESIONES (eDIFF)

Este indicador mide el +/- de un jugador en pista por cada 100 posesiones. Es decir, una estadística individual pero que mide el impacto de un jugador para el equipo. Una de las que más miran los entrenadores a la hora de utilizar a los jugadores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como líder destacadísimo de este ranking nos encontramos al escolta del FC Barcelona Pau Ribas con un diferencial de más de 25 puntos por cada 100 posesiones merced a la capacidad de producción ofensiva de su equipo cuando él está en cancha (133,1 puntos por cada 100 posesiones). Si está en apenas 17 minutos y medio por partido es porque su compañero de posición, Kyle Kuric, también tiene un diferencial muy alto y ocupa el tercer lugar en el ranking. Es reseñable la posición en la clasificación de Alex Llorca y Brad Oleson por dos motivos: primero porque sus equipos están en la cola de la clasificación y segundo, por los los pocos minutos que disputan (apenas 13,7 el catalán y poco más de 20 el escolta de Alaska)

Último en esta clasificación se encuentra el escolta de Delteco GBC, Garrett Nevels, con una diferencial negativo de casi 20 puntos por cada 100 posesiones, seguido de cerca por su compañero Federico Van Lacke. Detrás de estos, el escolta de Unicaja Dragan Mirosavljevic y los dos de Montakit Fuenlabrada Pako Cruz y Marko Popovic.

MOST VALUABLE PLAYER (MVP) 

03594229-thaddus-mcfadden

El cuerpo me pediría elegir a Darío Brizuela. Ha sacado a Movistar Estudiantes del descenso, está haciendo una temporada de MVP y además lo hemos visto crecer desde las categorías inferiores.

Pero si miramos globalmente todas las categorías, nos encontramos con que Thaddeus Mc Fadden aparece en muy arriba en dos en que Darío Brizuela se encuentra muy atrás y son muy importantes para un escolta: True Shooting (Darío apenas cosecha un 30,3% en T3 y es 13º en ese ranking) y diferencial de puntos por cada 100 posesiones, donde el escolta americano se sitúa séptimo con un diferencial de 7,7 puntos por cada 100 posesiones, mientras que Darío apenas tiene un diferencial positivo de 1,3 puntos, el 20º de la ACB.

Nos leemos en Twitter @basketenvenacom

A pesar de los innumerables éxitos en las categorías inferiores del baloncesto español, la realidad es que existe una sensación generalizada de infraprotección del jugador nacional en detrimento de jugadores de otras nacionalidades. Se trata de un tema recurrente en ciertos medios de comunicación pero sobre el que no se tiende a profundizar, más allá de elevar quejas al cielo y sugerir un mayor volumen de jugadores nacionales dentro de los equipos.

http://encestando.es/70-espanoles-esta-proxima-temporada-en-la-liga-entre-los-228-jugadores-un-30-por-ciento/comment-page-1/

http://encestando.es/los-minutos-de-los-espanoles-y-de-los-jovenes-se-reducen-al-menos-queda-el-consuelo-de-ver/

Por ello, voy a pasar a analizar las claves para responder a tres preguntas:

  • ¿Está siendo capaz el baloncesto español de retener el talento nacional?
  • ¿Los jugadores nacionales sirven para rellenar estadística o son útiles en los equipos de la Liga Endesa?
  • ¿Qué sucede con el talento joven?

 

  1. ¿ESTÁ SIENDO CAPAZ EL BALONCESTO ESPAÑOL DE RETENER EL TALENTO NACIONAL?

Antes de adentrarme en un análisis pormenorizado, anticipo al lector que la respuesta es afirmativa.

Cuando me refiero a talento nacional hablo de todos aquellos jugadores cuya calidad y caché económico encajan dentro de los parámetros de los equipos de la Liga Endesa, dado que aquellos jugadores con un “status” superior se encuentran actualmente en la NBA; los Ricky Rubio, José Calderón, Alex Abrines, Juancho Hernangómez, Nikola Mirotic, Pau Gasol, Serge Ibaka, Marc Gasol y Willy Hernangómez tienen unas aspiraciones tanto deportivas como económicas que dificilmente pudieran ser igualadas por ningún club de la Liga Endesa, por lo que deben ser excluidos del análisis.

Dentro de los jugadores nivel Euroliga, solamente nos encontramos con dos en el exilio: Sergio Rodriguez y Quino Colom. El primero goza de un caché dentro del panorama europeo que solamente le hace alcanzable a 4-5 equipos de todo el continente, siendo Real Madrid y FC Barcelona los únicos españoles que podrían intentar su fichaje. Tras su fugaz y millonario paso por los 76ers, el puesto de base en el Real Madrid se encontraba ya cubierto y SR no encajaba dentro de lo que el FC Barcelona buscaba, por lo que hizo las maletas hacia la fría Rusia y lleva 2 temporadas defendiendo los colores del todopoderoso y millonario CSKA.

chacho

El caso de Quino Colom es especial. Por talento no hay duda de que tendría cabida en un Valencia Basket, un Unicaja o incluso un FC Barcelona. El principal problema del base andorrano es su altísimo %de Uso Ofensivo que supone construir un equipo alrededor suyo. Quizá por eso los equipos anteriormente mencionados no han terminado de dar el paso para hacerse con sus servicios, amén del contratazo que tenía firmado con Unics y este año con el Bahcesehir turco, clubes con potencial económico y que pueden hacer gravitar sus equipos alrededor del talentoso base.

colom.jpg

Dentro de lo que coloquialmente denominariamos “clase media”, jugadores que sí que serían objeto del análisis, únicamente nos encontramos con 5 jugadores fuera de nuestras fronteras: Alex Suárez, Xavi Rey, Pedro Llompart, Pablo Aguilar y David Doblas. Si hacemos un repaso a sus últimas temporadas en España, todos ellos tenían contratos muy jugosos con sus clubes y habían bajado el nivel por debajo de ese caché. Es decir, el nuevo contrato a negociar tenía que ser (muy) a la baja, por lo que probablemente fueron ellos los que prefirieron salir al extranjero para mejorar sus emolumentos respecto a lo que iban a percibir en territorio español.  De todos los anteriormente citados, unicamente Pablo Aguilar tendría cabida en algún equipo de Eurocup- BCL, mientras que el resto podrían entrar dentro de los parámetros de clubes con presupuesto bajo.

Por tanto y, al hilo de lo que exponiamos en el comienzo de este análisis, la Liga Endesa está sabiendo retener el talento español más allá de los casos puntuales comentados anteriormente. 

2.- ¿LOS JUGADORES NACIONALES SIRVEN PARA RELLENAR ESTADÍSTICA O SON ÚTILES EN LA LIGA ENDESA? 

*Nota: como jugador nacional se ha tenido en cuenta aquel nacido en España o nacionalizado que haya jugado con alguna selección española de categorías de formación.

Otro mito que existe dentro del baloncesto español es que muchos jugadores españoles solo sirven para cubrir los cupos y no tienen incidencia real en sus equipos.

Para comprobar si dicha afirmación es cierta o no hemos realizado un análisis pormenorizado sobre el jugador nacional teniendo en cuenta su influencia en minutos, puntos y valoración respecto de su equipo.

porcmintotesp

Los jugadores nacionales disputan una media del 29% de los minutos de sus equipos, siendo el Basket Zaragoza el club en el que más minutos juegan con el 47 y Morabanc Andorra el que menos (por debajo del 1%). Si retiramos los 3 valores superiores y los 3 inferiores nos encontramos con que el grueso jugadores nacionales disputan  entre el 21% y el 41% del total de minutos de sus equipos, una cifra bastante respetable teniendo en cuenta que no se incluyen los jugadores “banderita” tipo Diagne, Sakho, Zagars u Oleson, en cuyo caso el porcentaje sería mayor.

histogramaesp

Como se desprende del anterior gráfico, los que podríamos denominar jugadores marginales apenas suponen 14 de los 75 jugadores nacionales que han disputado minutos en la Liga Endesa, mientras que la mayoría de ellos (45 de 75) disputan entre 12,4 y 31 minutos por encuentro. Es decir, la mayoría de jugadores nacionales o son importantes en sus equipos o son jugadores con un rol relevante dentro de la rotación.

puntosesptoteq

En lo que a puntos se refiere, uno de cada cuatro puntos que se anota en la Liga Endesa es anotado por un jugador nacional. Si retiramos los 3 valores superiores y los 3 inferiores la muestra se sitúa entre el 15% y el 35%, porcentajes inferiores a los de minutos jugados. Es decir, los jugadores españoles disputan bastantes minutos pero no suelen ser referencias anotadoras en sus equipos. Vemos como la lista la encabezan 4 equipos TOP y que pueden acceder a los jugadores nacionales diferenciales como Llull, Fernández o Beirán. Llama poderosamente la atención la posición en este ranking del FC Barcelona, con solo un 22% de los puntos anotados por jugadores nacionales.

histogramapuntosesp

 

Realizando un análisis más pormenorizado, nos encontramos con que 47 jugadores de los 75 nacionales que han debutado en la competición promedian menos de 5,6 puntos por partido, 20 de ellos por debajo de los 2,8 puntos por encuentro. Los 28 jugadores restantes se mueven en una horquilla entre los 5,6 y los 16,8 puntos, si bien el grueso de ellos está dentro del rango de 5,6 a 8,4 puntos por partido. Los dos máximos anotadores son Darío Brizuela con 15,4 puntos y Jaime Fernández con 14,5.

valesptoteq

En lo que a valoración respecta, los porcentajes se mueven en niveles similares a los de puntos anotados, si bien llama la atención la inclusión de Obradoiro CB como segundo equipo en el que más valoran los jugadores españoles respecto del total del equipo con un 44% aupados por el buen hacer de Nacho Llovet y Pepe Pozas.

HISTOGRAMAVAL

Quizá por la predominancia de jugadores exteriores nacionales nos encontramos una distribución normal alrededor del 5 de valoración: la mitad de los jugadores se sitúan por debajo de esa cifra y la otra mitad por encima, siendo el jugador más valorado Jaime Fernández con 19,5 créditos por partido.

Conclusión: el jugador nacional es una pieza indispensable dentro de las rotaciones de los equipos de la Liga Endesa, bien como jugador de rol dentro de una estructura, bien como jugador importante, sobretodo en los clubes con mayor presupuesto. 

3.- ¿QUÉ SUCEDE CON EL TALENTO JOVEN? 

Otro de los mantras que se repiten dentro del mundo del baloncesto es la ausencia de talento joven en las próximas generaciones. En este sentido creo indispensable partir de una premisa, la cuál creo oportuno subrayar: NO VOLVERÁ A EXISTIR UNA GENERACIÓN COMO LA DE LOS JUNIORS DE ORO. 

Una vez trasmitida esa idea en la mentalidad del lector, creo que es relevante señalar que actualmente hay 3 jugadores U25 nacionales en la NBA. ¿Cuántos jugadores alemanes, franceses o italianos U25 hay en la mejor Liga del mundo? Pocos. Es decir, España tiene talento. Pero no todo talento domina cualquier Liga con 17 años. Luka Doncic sólo hay uno.

minutosu25histogramaminutosu25

Hasta la fecha han debutado en la Liga 33 jugadores nacionales U25. 19 de esos jugadores disputan más de 8 minutos por partido, 9 de ellos más de 16. Una cifra respetable para jugadores que todavía no han alcanzado su máximo nivel de madurez física ni competitiva. Por poner varios ejemplos, Alberto Díaz, Ilimane Diop o Marc García llevan varios años en la Liga y es ahora cuando empiezan a ser importantes para sus equipos. Otros como Sebas Saiz, Jonathan Barreiro o López Aróstegui siguen con su progresión para llegar a tener un nombre en la Liga. Es decir, hay materia prima. Lo que no hay que tener prisa con ellos puesto que cada jugador lleva un proceso de maduración diferente.

histogramapuntosu25mediapuntosu25

A día de hoy, los jugadores nacionales U25 aportan una media de 4 puntos por partido, si bien el espectro inferior de la muestra son en su mayoría jugadores U18, es decir, jugadores que han disputado minutos en partidos residuales pero no forman parte todavía en la rotación de sus equipos. Si los retirásemos a ellos de la muestra, la media se dispararía a 7,5 puntos por partido, cifras similares a las del jugador nacional. Destacan Darío Brizuela y Jaime Fernández, seguidos cada vez más cerca por un Marc García que está empezando, como diría Dj Nach en Juega “a demostrar lo que vale entre los profesionales”. 

Conclusión: hay talento U25. Quizá no hay ningún superdotado físicamente que pueda llegar a la NBA pero ya hay varios jugadores con nivel Euroliga- Eurocup. Si la progresión sigue su curso en los próximos 3 años se espera el despegue definitivo de varios jugadores U25 y la llegada a la élite de algunos U20 como Pol Figueras, Aleix Font o Jaime Pradilla. Nuestro baloncesto goza de buena salud.